Noticias Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca
Es

Aprobado la modificación del Decreto de requisitos de los alojamientos para el personal temporero agrario (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 29-05-2012)

29 de mayo de 2012

Decreto de modificación del Decreto por el que se regulan los requisitos mínimos materiales y funcionales de los alojamientos para personal temporero, así como la autorización, registro y acreditación de los mismos.

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de hoy el Decreto de modificación del decreto por el que se regulan los requisitos mínimos materiales y funcionales de los alojamientos para personal temporero, así como la autorización, registro y acreditación de los mismos.

El Consejo de Gobierno ha dado así luz verde a la modificación del Decreto 248/2006 al objeto de atenuar el nivel de exigencia de ese texto, de forma que los agricultores contratantes puedan asumir las inversiones que requiere el acondicionamiento de un alojamiento digno que, por otra parte, en la actualidad no es obligatorio ofertar al personal temporero.

La nueva regulación establece menos condicionantes para estos alojamientos, pero es lo suficientemente exigentes como para ser adecuados a la situación, al sexo, al número de alojados y a las exigencias de higiene y dignidad de las personas.

Con la modificación de este Decreto se pretende, por un lado, estimular la inversión en el acondicionamiento de los alojamientos para los temporeros y, por otro, avanzar hacia la formalización de un convenio colectivo del ámbito agrario, objetivo incluido en el II Plan de Atención al Trabajo Temporero".

En ese convenio, además de las condiciones laborales, retribuciones, derechos y obligaciones de los trabajadores, se estableceran las mejoras sociales y laborales, en las que figurarán, por una parte, la obligatoriedad de dar alojamiento a los trabajadores de temporada para campañas concretas y, por otra, las condiciones que deben cumplir los alojamientos para alojar al personal temporero.

El número de solicitudes de subvención para el acondicionamiento del alojamiento del trabajo temporero en los últimos años ha sido de 8 en 2007, 10 en 2008, 4 en 2009, 2 en 2010 y 1 en 2011. En la Mesa del Temporerismo se ha constatado que la razón de esta evolución es que los agricultores contratantes no podían cumplir las exigencias del Decreto 248/2006, de 28 de noviembre, por lo que no iban a poder percibir la ayuda que se les concediera.

Este es el caso, por ejemplo, de aquellos que disponiendo de lonjas o almacenes utilizados como alojamiento, pretendían mejorarlos con inversiones asumibles colocando mamparas que separaran en los habitáculos, aislamientos, mejor ventilación, etc.

La demanda de temporeros está bajando en los últimos años. En el sector de la patata debido a la disminución de la superficie sembrada y al aumento de la mecanización; y en el sector vitivinícola como consecuencia de que, ante la caída de los precios pagados al agricultor por la uva, se están implantando medidas para minorar los costes de producción como reducir las labores en la viña, cubrir el propio agricultor y su entorno trabajos que antes se contrataban o aumentar el uso de vendimiadoras mecánicas.

El nuevo decreto, que permitirá registrar y autorizar este tipo de alojamientos, establece condiciones de habitabilidad e higiene relacionados con el agua, luz, ventilación, servicios de cocina e higiénicos; dormitorios; aseos diferenciados para hombres y mujeres; equipamiento de calefacción; acceso a lavadora, etc.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados