Noticias Interior
Es

El Departamento de Interior denuncia la falta de rigor de la injusta resolución del Ararteko sobre el desalojo de Kukutza

25 de mayo de 2012

El Departamento de Interior desea expresar su sorpresa y desacuerdo con algunas de las consideraciones y afirmaciones contenidas en la Resolución del Ararteko sobre la intervención de la Ertzaintza en el desalojo por orden judicial del edificio de Kukutxa, en el barrio bilbaíno de Rekalde, y en los graves incidentes de orden público que de manera simultánea y en las siguientes horas y días se registraron en la capital vizcaína en septiembre del año pasado.Este Departamento considera profundamente injustas y faltas de rigor algunas de las apreciaciones contenidas en la resolución del Ararteko y lamenta que éstas puedan ser utilizadas por aquellos que persiguen el objetivo de desprestigiar la imagen de la Ertzaintza y la labor profesional de sus agentes.

Desde el máximo respeto a la institución del Ararteko, la consejería de Interior considera que determinadas resoluciones, como la que nos ocupa, no contribuyen en modo alguno a prestigiar a esta institución.

En su resolución, el Ararteko sostiene que el Departamento de Interior no ha respondido "con el grado de concreción y detalle" solicitado por esta institución a algunas de las cuestiones por ella remitida para determinar si la actuación de nuestra policía para reestablecer el orden público se adecuó al principio de proporcionalidad.

Entre otras consideraciones, afirma, además, que ha recibido un alto número de quejas ciudadanas -a las que no han tenido acceso ni el Departamento de Interior ni la Ertzaintza- documentadas en algunos casos con fotografías y grabaciones de vídeo y concluye que "la falta de justificación debida por parte del Departamento de Interior de los elementos que deben amparar el uso de la fuerza nos lleva a considerar razonadas y justificadas las denuncias de las personas que presentaron quejas en la institución" del Ararteko.

Ante estas consideraciones, el Departamento de Interior quiere realizar las siguientes puntualizaciones:

  1. El Departamento de Interior reitera que la actuación de la Ertzaintza en los incidentes registrados entre los días 21 y 23 de septiembre en Bilbao se adecuó a los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de los medios a su alcance.
  2. El Departamento ha trasladado al Ararteko toda la información de que disponía desde el primer momento. De hecho, la Ertzaintza facilitó a dos de sus representantes el acceso al edificio de Kukutza para ser informados "in situ" de cómo se había desarrollado el operativo, así como de las dificultades con las que se habían encontrado los ertzainas para entrar en el inmueble. Asimismo, los representantes del Defensor del Pueblo de la CAPV tuvieron ocasión de ver a las personas detenidas, que permanecían aún en el interior del edificio. El Ararteko recibió, además, el texto de la comparecencia parlamentaria en la que el Consejero de Interior y el jefe de la Ertzaintza explicaron la intervención policial en estos incidentes, así como los vídeos que acompañaron a la misma. Y en respuesta a su requerimiento de más información, el Departamento de Interior le remitió un documento en el que detalla las circunstancias que motivaron las distintas actuaciones policiales y el desarrollo de las mismas.
  3. Algunos de los incidentes que se registraron durante esos días fueron de especial gravedad y causaron daños de importancia en bienes públicos y privados en amplias zonas de la ciudad de Bilbao. La intervención de la Ertzaintza impidió que la acción vandálica de numerosas personas tuviera aún peores consecuencias. Existen numerosos vídeos grabados por los medios de comunicación que ponen de manifiesto la virulencia de los incidentes. Sin embargo, y aún a pesar de que muchas de las intervenciones policiales se produjeron en presencia de cámaras de prensa y televisión, la visión de sus imágenes parece contradecir la desproporción en la acción de la Ertzaintza a la que hace referencia la resolución del Ararteko.
  4. El Departamento de Interior, que no desea ni puede pronunciarse sobre las quejas que ha recibido el Ararteko, dado que no ha tenido acceso a las mismas, entiende que esta institución acepta la veracidad de todas ellas sin tener en cuenta que desde determinados sectores se utilizó de forma evidente el desalojo de Kukutza como una excusa para atacar la imagen y el prestigio de la Ertzaintza. Poco después de iniciarse la actuación policial, todavía de madrugada, algunas voces sostenían a través de los medios de comunicación que se estaba produciendo una "masacre", afirmación que, como los propios representantes del Ararteko pudieron comprobar posteriormente, era del todo falsa.
  5. El Ararteko también pasa por alto que el desalojo de Kukutza se convirtió en un pretexto para que grupos de alborotadores y personas con antecedentes de detención intentaran perturbar el orden público. Tal y como se le informó al propio Ararteko, de las 85 personas detenidas, imputadas o identificadas como implicadas en los desórdenes del día del desalojo, 55 no son del municipio de Bilbao, 25 poseían antecedentes policiales por la comisión de hechos delictivos y 14 antecedentes policiales de detención por distintos tipos de hechos, algunos de ellos cometidos con el uso de armas.
  6. La entrada de los agentes en locales públicos y privados estuvo siempre motivada por la directa persecución de los autores de delitos de desórdenes, con el objeto de identificarlos.
  7. El Ararteko solicitaba, entre otros datos, el número de agentes que participaron en el operativo, dado que, en opinión de algunos de los ciudadanos que le plantearon las quejas, había sido desproporcionado. Quería conocer esta cifra para poder determinar si, en efecto, es despliegue había sido correcto o no desde el punto de vista cuantitativo. La ya reseñada gravedad de los incidentes demuestra que la decisión de establecer un importante dispositivo policial para reestablecer el orden público fue correcta. En todo caso, el Departamento se pregunta en base a qué elementos podría juzgar el Ararteko si el número de agentes de un determinado operativo es proporcionado o no, habida cuenta de que carece de formación especializada en seguridad ciudadana.
  8. El grado de concreción de la información facilitada por el Departamento de Interior al Ararteko ha sido el máximo posible, habida cuenta, además, de que ni la consejería ni la Ertzaintza han tenido acceso a las quejas planteadas al Defensor del Pueblo. Precisamente, en términos generales las referencias que esta institución hace a las mismas se caracterizan por su inconcreción, lo que imposibilita el análisis individualizado de cada una se las situaciones planteadas. En la información facilitada al Ararteko se concretan horarios, calles y motivos por los cuáles se produjeron las diversas actuaciones de la Ertzaintza.
  9. En todo caso, el Departamento de Interior quiere aclarar que la información trasladada al Ararteko es fruto de la revisión de todas las actuaciones referidas al desalojo del edificio de Kukutza y a los incidentes de orden público registrados con posterioridad.
  10. Pese a que, según podría desprenderse de las referencias que el Ararteko realiza a estas quejas, la intervención de la Ertzaintza durante aquellas jornadas podría haber motivado de innumerables denuncias ciudadanas ante la justicia ordinaria, este Departamento sólo tiene constancia de la existencia de dos: una querella presentada por un conocido abogado de la izquierda abertzale por un supuesto de obstrucción al derecho de manifestación y lesiones contra el Consejero de Interior (ya archivada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco) y contra un mando policial (sobreseída en primera instancia); y un juicio de faltas, que también concluyó con el archivo de la causa, a resultas de una denuncia presentada por un ciudadano que se saltó el cordón policial que cerraba el acceso al edificio de Kukutza.
  11. El Ararteko se remite en sus conclusiones al criterio establecido por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en una sentencia del 8 de marzo de 2011 que hace referencia a las heridas o fallecimientos durante el periodo de detención. Su elección de esta sentencia para apoyar sus conclusiones resulta, cuando menos, llamativa, dado que él mismo reconoce que "dicho criterio no es directamente aplicable a este caso".
  12. La Ertzaintza tiene establecidos desde hace más de 20 años los mecanismos oportunos para abrir los expedientes informativos y realizar las investigaciones pertinentes siempre que tiene constancia de una actuación irregular, bien sea a través de los análisis internos, bien a través de denuncias de terceros. Por tanto, este Departamento no entiende las referencias que realiza el Ararteko a sus recomendaciones sobre la necesidad de que "los responsables policiales inicien de oficio un procedimiento interno de investigación siempre que tengan noticia de una eventual actuación incorrecta de algún agente".
  13. Aunque, aparentemente, el Ararteko pretende ponerlo en duda, las investigaciones se realizan siguiendo los estándares mínimos que enuncia dicha institución, que, por otra parte, son los estándares habituales en cualquier investigación policial. Recientemente, además, se ha puesto en marcha la Comisión Operativa de la Ertzaintza, encargada de analizar actuaciones policiales concretas para detectar posibles fallos en los procedimientos de actuación establecidos o aspectos que puedan mejorarse en los mismos, al objeto de eliminar o paliar en las futuras intervenciones policiales posibles resultados que entrañen riesgos o perjuicios innecesarios para la ciudadanía o para los propios profesionales policiales.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados