Noticias Interior
Es

Giorgio Bazzega: "No es necesario perdonar para dialogar o convivir"

19 de mayo de 2012

Giorgo Bazzega, víctima de la Brigadas Rojas, y Adriana Faranda, ex-terrorista de este grupo italiano, han protagonizado el coloquio 'Del terrorismo a la convivencia' en la sexta jornada del Congreso sobre Memoria y Convivencia

Víctima y verdugo, juntos en la misma sala, en la misma mesa. Uno, Giorgio Bazzega, hijo de un policía asesinado por la organización terrorista italiana Brigadas Rojas; otra, Adriana Faranda, exterrorista de ese mismo grupo que participó en el secuestro y asesinato del ex-primer Ministro de Italia, Aldo Moro. Ambos han expuesto sus reflexiones sobre el proceso que transcurre "del terrorismo a la convivencia" en el que han destacado la importancia de escuchar los testimonios de terroristas arrepentidos.

Bazzega, quien perdió a su padre cuando sólo tenía dos años, ha afirmado que "no es necesario perdonar para hablar y convivir", y ha valorado la importancia de los testimonios de personas como Faranda para evitar que otros jóvenes utilicen la violencia. En ese sentido, ha explicado cómo fue el camino recorrido desde el "odio" hacia los miembros de las Brigadas Rojas a ser capaz de sentarse a hablar y dialogar hasta comprender que "en el otro lado había un ser humano".

Faranda, por su parte, ha detallado el largo viaje que vivió desde el secuestro y asesinato del primer ministro italiano Aldo Moro hasta conseguir abandonar la organización terrorista. Y ha señalado la importancia que tuvo para ella los momentos vividos durante el secuestro junto al primer ministro, al que vió como una persona "que no se podía defender".

Tras pasar 15 años en la cárcel, ahí encontró la oportunidad de "liberarse" de la presión de la organización y comenzar a poner en duda "la lucha armada". Faranda también ha leído una carta de la hija de Moro en la que ésta reconoce que nunca podrá olvidar lo que le hicieron a su padre, pero que es capaz de sentarse con Adriana y hablar y trabajar para "convertir el pasado en memoria".

Ausencia de Guisasola

El coloquio, enmarcado en el congreso Memoria y Convivencia organizado por el Gobierno Vasco, ha estado moderado por el periodista y también víctima de ETA Gorka Landaburu, quien al inicio del acto ha querido trasladar, en nombre del Congreso, la condena por el atentado cometido esta mañana en la ciudad italiana de Brindisi, que se ha saldado con la muerte de una joven. Landaburu ha "lamentado profundamente" que en la mesa de hoy no haya estado la disidente de ETA Carmen Gisasola, a quien la organizacion invitó pero el ministerio de Interior del Gobierno central no ha concedido los permisos necesarios. Guisasola se encuentra inmersa en la denominada vía Nanclares.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Otros invitados
  • Rodolfo Ares