Noticias Lehendakaritza
Es

7 de cada 10 vascos considera que todas las religiones tienen derecho a instalar sus centros de culto en Euskadi

4 de mayo de 2012

Esta mañana se ha presentado el Anteproyecto de Ley de Centros de Culto y el estudio sobre Diversidad religiosa. Según Idoia Mendia, "la cuestión religiosa no es un acto privado e individual, sino colectivo y con proyección pública"

Este estudio monográfico está orientado a recoger la percepción de la ciudadanía sobre la diversidad  y tolerancia religiosa en Euskadi, en el contexto de la  elaboración del proyecto de ley sobre centros de culto preparado por la Dirección de Derechos Humanos del Departamento de Justicia y Administración Pública

ASPECTOS MÁS RELEVANTES

Proceso de secularización

•    En un contexto mayoritario de “catolicismo cultural”, se constata un avance del proceso de secularización.
•    Valoración de la religión en la vida de las personas encuestadas: en una escala de 0 a 10 puntos, le otorgan 5, mientras que a otras instituciones como la familia le asignan 9,7 y a “los amigos y amigas” 8,3. Las diferencias se hacen notablemente mayores conforme disminuye la edad, perdiendo peso las valoraciones de la religión entre las  generaciones más jóvenes.
•    Siete de cada diez personas consultadas se consideran católicas (5 de ellas no practicantes y 2 practicantes). Una de cada cuatro  afirma ser atea, agnóstica o no creyente. Un 2% se consideran creyentes en otras religiones.

Diversidad y tolerancia religiosa


•    La indiferencia es la tónica general en torno a la diversidad religiosa: la mitad de las personas entrevistadas no valoran ni bien ni mal la presencia de religiones  no católicas (51%), el 38% lo valoran bien o muy bien, y tan solo el 8 lo valora mal o muy mal.
•    Las personas que se declaran creyentes en otra religión “no católica” son una minoría del 2%. Sin embargo, para el 40% de las personas entrevistadas, el número de estos creyentes no católicos son “bastantes o muchos”.
•    Seis de cada diez personas consultadas no creen que las diversas confesiones no católicas, en sus prácticas religiosas, pongan en peligro el estilo de vida de Euskadi y afirman que esas prácticas le son indiferentes.
•    La gran mayoría de las personas entrevistadas afirma no molestarle nada o poco tener como vecinos a creyentes en otras religiones, aunque el rechazo existente es algo mayor hacia quienes practican el islam (al 16% les molestaría mucho o bastante) y hacia los testigos de Jehová (14%)

Instituciones públicas y religiosas


•    Se constata una división de opiniones respecto a la colaboración deseable entre las instituciones públicas y las religiosas aunque siete de cada diez personas consultadas opinan que las instituciones públicas no tienen que entrar en el ámbito religioso.
•    Un 61% de las personas entrevistadas opina que las instituciones públicas deben actuar por igual con todas las religiones, sin dar trato preferente a ninguna de ellas.

Centros de culto


•    Siete de cada diez personas piensan que todas las religiones presentes en Euskadi tienen derecho a tener e instalar sus centros de culto (73%) y una mayoría afirma que no le molestaría tener uno en el vecindario, sea cual sea la religión.
•    Seis de cada diez personas entrevistadas (63%) afirman que es bastante o muy conveniente  que el Gobierno Vasco regule la presencia y apertura de centros de culto.

RESULTADOS

PROCESO DE SECULARIZACIÓN

Preguntadas las personas entrevistadas por la importancia que otorgan en su vida a sus creencias religiosas, en una escala de 0 a 10, la puntuación media obtenida es de un 5, mientras que a la familia le otorgan un 9,7 y a los amigos y amigas un 8,3.

Por otra parte, entre la población vasca siete de cada diez se consideran católicos, casi la mitad católico no practicante (47%) y un cuarto católico practicante (26%). Del resto, el 2% son creyentes en otras religiones, y una persona de cada cuatro (25%) se considera atea, agnóstica o no creyente.

Estas dos variables están íntimamente relacionadas entre sí y con la edad. A medida que aumenta la edad de las personas entrevistadas, son más las católicas (88% entre las de más de 65 años), y entre ellas también son más las personas católicas practicantes (50% entre las de más de 65 años). Con la edad también aumenta la importancia que se otorga a las creencias religiosas, desde un 3,9 de las personas más jóvenes, hasta un 6,5 de las personas mayores de 65 años. La importancia de las creencias religiosas en la vida de las personas es también mayor entre los y las creyentes y practicantes, que en el resto; así, mientras que entre las personas católicas practicantes la importancia de sus creencias religiosas asciende hasta el 8,2 y entre las creyentes en otras religiones hasta el 7,3, para las personas católicas no practicantes la importancia de sus creencias es de 4,9 y entre las ateas, agnósticas o no creyentes desciende hasta el 1,7.

DIVERSIDAD Y TOLERANCIA RELIGIOSA EN EUSKADI


Un 57% de las personas entrevistadas ha tenido relación con personas creyentes en alguna de las religiones minoritarias presentes en Euskadi, mientras que el 41% no la ha tenido. Es mayor la relación con personas de otras religiones entre la población más joven (67%), relación que va disminuyendo con la edad, y también es mayor entre las personas ateas, agnósticas y no creyentes en general (69%).

En cuanto a la percepción sobre las facilidades para practicar religiones no católicas en Euskadi, son más las personas que opinan que existen bastantes o muchas facilidades (43%), aunque llegan a ser un tercio las que opinan que existen pocas o ninguna facilidad (33%); un 24% de las personas entrevistadas no han querido o no han sabido responder a esta cuestión.

La mitad de las personas encuestadas no valoran ni bien ni mal la presencia de religiones no católicas en Euskadi (51%), un 38% lo valoran bien o muy bien, y tan sólo el 8% lo valoran mal o muy mal. La valoración de esta presencia es mejor entre las personas más jóvenes (el 46% lo valoran bien o muy bien), y empeora conforme avanzamos en edad (entre la población mayor de 65 años el porcentaje de quienes lo valoran bien o muy bien desciende hasta el 31%).

Se dividen en dos mitades las personas que opinan que el número de creyentes en otras religiones distintas a la católica en Euskadi son pocas o muy pocas (39%) y las que opinan que son bastantes o muchas (40%). El 22% no sabe o no ha querido responder a esta pregunta.

En general, entre la población entrevistada domina la indiferencia con respecto a las personas creyentes en otras religiones; seis de cada diez no creen que sus prácticas religiosas pongan en peligro el estilo de vida de Euskadi (63% muy en desacuerdo o en desacuerdo con esa idea) y afirman que sus prácticas religiosas le son indiferentes (59% de acuerdo o muy de acuerdo).

En cambio, en cuanto a la tolerancia vecinal, aunque la gran mayoría de las personas entrevistadas afirman que no les molestaría nada o les molestaría poco tener como vecinos a creyentes de cada una de las religiones (entre el 78% y el 98%), se advierte que los y las creyentes que más rechazo generan son las personas musulmanas (al 16% les molestaría mucho o bastante tenerles como vecinos o vecinas) y los testigos de Jehová (14%).

INSTITUCIONES PÚBLICAS Y RELIGIOSAS


El 38% de la población cree que las instituciones públicas y la iglesia católica actúan independientemente, mientras que un 31% creen que colaboran algo. Son bastante menos los que opinan que colaboran mucho entre sí (13%), y un 18% no ha querido o no ha sabido responder a esta pregunta. Las opiniones se encuentran más divididas en cuanto a lo que deberían colaborar; el 34% opinan que deberían colaborar más, el 24% que deberían seguir como hasta ahora, y el 29% que deberían colaborar menos. Un 14% de las personas entrevistadas no ha sabido o no ha querido contestar a esta pregunta.

Las personas entrevistadas opinan que es menor la colaboración entre las instituciones públicas y otras instituciones o religiones no católicas. Casi la mitad creen que actúan independientemente, el 22% opinan que colaboran algo, y tan sólo el 3% que lo hacen mucho. El 28% no ha querido o no ha sabido responder a esta pregunta. En cuanto al nivel de colaboración deseable, las opiniones se encuentran también más divididas: el 29% opinan que deberían colaborar más, el 26% que el nivel de colaboración se debería mantener como el la actualidad, y el 24% que deberían colaborar menos. Uno de cada 5 no ha sabido o no ha querido responder a esta pregunta.

Seis de cada diez personas opinan que las instituciones públicas deben actuar por igual con todas las religiones, y tres de cada diez que deben dar un trato preferente a la iglesia católica. En el mismo sentido, son casi siete de cada diez los y las que opinan que las instituciones no tienen que entrar en el ámbito religioso, mientras que dos de cada diez opinan que tienen que implicarse en gestionar la pluralidad religiosa; una de cada diez entrevistados no sabe o no contesta.

Casi la mitad de la población opina que la población inmigrante tiene bastantes o muchas facilidades para practicar su religión en Euskadi (48%), uno de cada cuatro opina que tienen pocas o ninguna facilidad (27%) y uno de cada cuatro no ha sabido o no ha querido responder a esta pregunta (24%).

Además, siete de cada diez personas opinan que las personas inmigrantes tienen derecho a construir lugares de culto para su religión, el 17% opinan que no tienen derecho, y el 13% no saben o no contestan.

CENTROS DE CULTO


Siete de cada diez personas entrevistadas piensan que todas las religiones presentes en Euskadi tienen derecho a tener e instalar sus centros de culto (73%), uno de cada diez piensan que ninguna religión tiene derecho (9%), y uno de cada diez que algunas religiones sí y otras no (11%); de estos últimos, la mitad han apuntado que son los seguidores del Islam los que no tienen derecho a tener su centro de culto y más de un tercio no han sabido o no han querido responder a esta pregunta, el resto han apuntado alguna otra religión.

Se encuentra muy divida la opinión sobre la necesidad de reservar suelo urbano para equipamientos comunitarios de uso religioso: al 38% les parece muy mal o mal, al 33% ni bien ni mal y al 23% bien o muy bien; un 6% no sabe o no contesta.

De todas formas, seis de cada diez personas entrevistadas afirman que es bastante o muy conveniente (63%) que el Gobierno Vasco regule la presencia y apertura de centros de culto, mientras que son uno de cada cuatro los y las que opinan que no es nada conveniente o lo es muy poco (28%).

En cuanto a la posibilidad de tener un centro de culto de alguna de las religiones en el vecindario, una mayoría de las personas entrevistadas afirma que cualquier centro de cualquier religión les molestaría poco o nada. De todas formas, entre los que generan más rechazo se encuentran los centros de culto musulmán, que aunque la mayoría afirma que no les molestaría (71% poco o nada) tener uno en el vecindario, son los que reciben un porcentaje mayor de gente a los que les molestaría mucho o bastante (23%); después estarían los centros de culto de los testigos de Jehová (14%), los evangélicos o protestantes (12%), los ortodoxos (9%), los católicos (4%) y otros (2%).

3 comentarios
  • 15 de mayo de 2012

    Estoy de acuerdo con que el hecho religioso no es tan solo un hecho privado sino que también tiene una vertiente pública. Mis felicitaciones sobre todo a Inés, la Directora de Derechos Humanos del Gobierno Vasco, por su labor.
    Atte. Ivan Arjona

  • @AmaiaIglesias
    14 de mayo de 2012

    Comentario de Twitter:
    @iazkunaurreta http://t.co/mgvMU1vA

  • @AmaiaIglesias
    14 de mayo de 2012

    Comentario de Twitter:
    @JavierMaroto http://t.co/mgvMU1vA

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)