Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

“Cualquier prestación social siempre debe estar vinculada a la activación para el empleo”

19 de abril de 2012

 

  • La titular de Empleo y Asuntos Sociales subraya que "al señor Garitano le gusta más el modelo español que el europeo. Este Gobierno vasco es el único del Estado que vincula estas ayudas a la activación laboral"
  • Zabaleta recuerda que el Gobierno vasco gastó en Gipuzkoa 64 millones de euros el año pasado en la RGI y la PCV 

El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales, en referencia al anuncio realizado por la Diputación de Gipuzkoa de una prestación denominada Ayuda de Garantía de Ingresos (AGI), quiere recordar que la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), gestionada de forma íntegra por Lanbide-Servicio Vasco de Empleo, es una prestación que vertebra Euskadi, que cohesiona el país y que, sobre todo, vincula a los perceptores con la activación laboral y la empleabilidad. Es el mismo modelo imperante en otros países del norte de Europa como Noruega, Finlandia o Suecia.

"En primer lugar nos gustaría señalar que la prestación económica denominada Ayuda de Garantía de Ingresos (AGI) propuesta por la Diputación de Gipuzkoa no es ninguna novedad", ha explicado la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta. El Decreto Foral 29/2009 de Inclusión Social de la administración foral guipuzcoana contempla una cobertura para todas aquellas personas que incumplen los requisitos para entrar en la RGI. "Quiere esto decir que las prestaciones sociales no se agotaron nunca en la RGI, ni ahora ni antes. Por tanto, este anuncio corresponde a una ayuda que ya tenía establecida la Diputación de Gipuzkoa".

"En segundo lugar, para nosotros, resulta equivocado que las prestaciones de carácter social no estén vinculadas a los servicios de empleo. No existe en ninguna parte del norte de Europa, ni en Suecia, ni en Finlandia o Dinamarca, nuestros referentes en este campo, prestaciones económicas desvinculadas de los servicios de empleo", ha remarcado la titular de Empleo y Asuntos Sociales. "Porque si algo debe tener el sistema de prestaciones sociales es una puerta de salida, que tiene que ser la activación para el empleo". Zabaleta, presidenta del consejo de administración de Lanbide, ha puntualizado que "al señor Martín Garitano le gusta más el modelo español que el europeo. Nosotros a diferencia de lo que ocurre en el resto del Estado somos los únicos que vinculamos estas prestaciones con el empleo".

Zabaleta ha matizado que las prestaciones como la RGI "no pueden ser un refugio para siempre, deben ser una protección social, y en el caso vasco de alta intensidad, que pongan las herramientas para que la persona perceptora salga de la prestación".

"Último colchón de protección"

La RGI gestionada por Lanbide mantiene un año de empadronamiento como condición de acceso. "Para evitar malentendidos con este apartado, me gustaría recordar que lo único que ha introducido es el requisito de una vida laboral de cinco años en el Estado para aquellos solicitantes que lleven menos de tres años empadronados en Euskadi", ha apuntado la consejera de Empleo y Asuntos Sociales.

"Queremos que la RGI sea, salvo excepciones, el último colchón de protección, pero no el primero. Nos oponemos a la búsqueda automática de la subsistencia a través de la RGI para residenciarse ahí", ha indicado Zabaleta. "En ese sentido, la vinculación de estas prestaciones con la activación laboral es nuestro proyecto más importante, pero como está siéndolo en los países europeos más desarrollados".

"La reforma de la ley de Garantía de Ingresos -aprobada a finales del pasado año por el Parlamento Vasco- descarga además de tareas a los servicios sociales de base al asumir Lanbide la gestión íntegra de la RGI", ha apostillado. "La propuesta de la Diputación provocaría el efecto contrario en ellos. Esperemos que si finalmente lo hace se haga cargo de pagar estos servicios como antes lo hacía el Gobierno con los técnicos de refuerzo".

Respecto a las acusaciones de recortes vertidas desde la Diputación de Gipuzkoa, Zabaleta ha concluido que "nos gustaría recordar que este Gobierno vasco está haciendo la mayor apuesta de la historia en protección social. Cuando la Diputación estima un presupuesto de 1,4 millones de euros para un año para la AGI, el Gobierno vasco gasta más de 5,6 millones al mes en Gipuzkoa". Durante el año pasado, el Ejecutivo de Lakua gastó 64 millones de euros en el territorio guipozcoano entre la Renta de Garantía de Ingresos y la Prestación Complementaria de Vivienda.

 

Un comentario
  • @lanbideejgv
    19 de abril de 2012

    Comentario de Twitter:
    Berriak, “Cualquier prestación social siempre debe estar vinculada a la activación para el empleo” http://t.co/pJpLOYLz #noticias

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)