Propuestas de Gobierno Educación
75 %en contra
4 votos (1/3)

El Departamento de Educación del Gobierno Vasco tiene previsto iniciar el procedimiento para la elaboración del anteproyecto de Ley de Educación del País Vasco.

Resulta preceptiva, tal y como recoge el artículo 133.1 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, y con carácter previo a la elaboración de un proyecto de disposición normativa, se sustanciará una consulta pública en la que le invitamos a  participar a través del portal web la administración competente.

 

1.- Problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa.

La Ley 1/1993, de 19 de febrero, de la Escuela Pública Vasca, tiene actualmente más de veinticinco años de vigencia, por lo que teniendo en cuenta los profundos cambios sociales, económicos, pedagógicos y tecnológicos que han tenido lugar desde entonces, es necesario adaptarlo al actual marco legal, así como atender las demandas de una sociedad cada vez más diversa y exigente, o los derivados de los actuales retos demográficos y cambios tecnológicos.

La respuesta a los retos actuales y de las próximas décadas exige innovar, considerar las aportaciones científicas aplicables al proceso educativo; visionar un alumnado empoderado como sujeto activo de su aprendizaje, unas familias y un profesorado que guían y acompañan al alumnado y que aprenden en comunidad; configurar una organización escolar de educación formal y no formal con centros empoderados que gestionen su proyecto educativo-comunitario, en nuevos espacios físicos y en interacción con su entorno socio-cultural e institucional;  implantar un nuevo modelo de gobernanza del sistema educativo vasco, corresponsable, colaborativo, descentralizado, y ensamblado a nivel municipal, territorial y autonómico.

 

2.- Necesidad y oportunidad de su aprobación.

El Programa de Gobierno de la XII Legislatura establece el compromiso de aprobar una Ley de Educación.

La necesidad y oportunidad de la medida normativa que se propone encuentra su explicación objetiva en el cambio radical de contexto que se ha producido desde 1993 (año de aprobación de la Ley 1/1993, de 19 de febrero, de la Escuela Pública Vasca) y en la imperiosa exigencia de adecuación de ese marco legal a los nuevos retos y continuas transformaciones que se están produciendo en el entorno y contexto en el que se mueve la sociedad vasca y, por tanto, el propio sistema educativo.

La transformación del modelo del sistema educativo vasco se convierte, así, en una necesidad objetiva de carácter estructural y existencial. La educación, dado el acelerado contexto en el que esta se integra, debe repensarse en sus principios, en su metodología y contenidos, así como en su modelo de organización y gestión. A tal efecto se debe poner en valor la figura del profesorado, redefinida en sus perfiles y en su rol, no debiendo olvidar nunca el euskera como signo de identidad propia, que ha de ser la base del aprendizaje y un elemento que contribuya decididamente a la normalización lingüística y la cohesión social.

La oportunidad de esta propuesta de elaboración de un nuevo marco normativo de educación en el País Vasco resulta, por tanto, evidente. Más aún si se enmarca en un contexto de comienzo de la revolución tecnológica (a la que inevitablemente se deberá adaptar el sistema educativo vasco), así como de globalización creciente y de transformaciones relevantes en la pirámide de edad tanto de la población en general (envejecimiento) como de las propias plantillas de profesorado, el descenso de la natalidad, así como por la creciente presencia de la diversidad entre el alumnado, tendencia que irá probablemente creciendo con el paso de los años. Estos retos hacen necesario   reforzar la   convivencia,  los  valores  de  tolerancia y la implantación de un sistema educativo que abogue por la equidad y la calidad o la excelencia, sin perder de vista la inclusión y el pleno respeto a los valores democráticos y a los derechos fundamentales de las personas, que son el basamento de las sociedades europeas.

 

3.- Objetivos de la norma.

a) Elaborar un nuevo marco legal que modifique y actualice la regulación actual recogida en la Ley 1/1993, de Educación Pública Vasca, sin perjuicio de la inserción de aquellas reglas que sean necesarias y tengan vocación de permanencia y estabilidad en un tiempo de cambios acelerados y constantes.

b) Avanzar hacia la excelencia, promoviendo la equidad, la cohesión social, la educación en valores, el respeto a la pluralidad y libertad de pensamiento y creencias, así como los derechos humanos y la defensa de la diversidad. En ese camino se busca también impulsar un modelo de educación que combine la cultura científica y las humanidades; que se complete con un aprendizaje a lo largo de la vida y dote al alumnado de una visión crítica y transformadora de la realidad.

c) Llevar a cabo un proceso de modernización del modelo educativo vasco, acorde con las transformaciones a las que se debe hacer frente en relación con la sociedad del conocimiento, la revolución tecnológica, la necesaria transformación digital y la adecuación de las estructuras y de la organización al nuevo paradigma de la educación.

d) Apostar por la convivencia como eje vertebrador de una escuela diversa, que comporte el establecimiento de mecanismos de garantía en el acceso del alumnado a los centros y conlleve una escolarización más inclusiva y equilibrada con el fin de alcanzar una mayor cohesión social, así como promover la convivencia positiva, la coeducación y la interculturalidad.

e) Construir un marco propio para un sistema plurilingüe, que tenga como eje central el euskera y que se arbitre a través del proyecto lingüístico del centro educativo y de un enfoque metodológico que apueste asimismo por un sistema plurilingüe, tomando como base la responsabilidad compartida de la sociedad para articular adecuadamente ese

f) Articular un marco propio de evaluación para la mejora continua del sistema educativo, que haga especial hincapié en la evaluación por competencias del alumnado, la evaluación de la función directiva y del profesorado orientada a la mejora del desempeño profesional y, en fin, a la evaluación de los centros para avanzar en un sistema más autónomo, eficaz y eficiente.

g) Impulsar de forma decidida la autonomía de los centros para el mejor desarrollo de sus proyectos educativos, abogando por la construcción de marcos de responsabilidad de gestión o por la introducción de la cultura de la corresponsabilidad, como pilares esenciales de tal autonomía, implicando a toda la comunidad educativa en el proyecto de centro a través del cual se pueda asentar la efectividad de ese principio de autonomía de centros.

h) Impulsar una estructura y un modelo de Gobernanza educativa, necesaria para abordar la evolución del sistema educativo, recoger el papel protagonista que en esa evolución ha de tener la comunidad educativa en su conjunto, y especialmente el rol capital del profesorado y de la función directiva en los centros.

 

4.- Posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.

No hay, en principio, alternativas no regulatorias para afrontar los retos y la necesidad de adaptación del sistema educativo en los términos antes descritos.

El servicio público de la educación debe ser objeto necesariamente de regulación, sobre todo porque la educación es un pilar esencial de las sociedades contemporáneas, de los sistemas políticos democráticos y, asimismo, del desarrollo económico de un país.

La única opción –que no se estima apropiada por lo ya expuesto- sería mantener la vigencia de la Ley 1/1993, de Educación Pública Vasca, pero ello implicaría continuar regulando esa importante materia a través de un marco normativo que ha quedado obsoleto para enfrentarse a una realidad social y tecnológica en permanente evolución, por lo que no se considera apropiado mantener tal normativa sin adaptarla o modificarla a las exigencias actuales del contexto.

Argumentos a favor
Máximo 255 caracteres
Argumentos en contra
Máximo 255 caracteres
3 comentarios
  • ¿Algo que decir?… comenta esta propuesta de gobierno
  • 1 de octubre de 2021

    Carlos Astiz, periodista y escritor, reflexiona sobre "lo que Soros y el Nuevo Orden Mundial quieren conseguir: una dictadura a nivel global. La formación de nuestros jóvenes es clave para vivir en libertad y democracia:
    https://youtu.be/XHJwFGLMuIQ

  • @silvan_miracle
    28 de septiembre de 2021

    Comentario de Twitter:
    Anteproyecto de Ley de Educación del País Vasco. Abierta la consulta pública previa hasta el 19 de oct. 💭 https://t.co/irNBxSJMKi

  • 24 de septiembre de 2021

    La actual ley de la escuela pública vasca nunca se ha desarrollado en toda su potencialidad, y muchos de los objetivos que se plantean para la nueva ya están expresamente recogidos en la anterior: normalización lingüística del euskara, cohesión social, inclusividad, equidad, educación en valores, pluralidad, convivencia, autonomía de centro, gobernanza participativa, colaboración municipal e interinstitucional…. Tal vez sea más necesaria la voluntad política de desarrollar por fin lo ya recogido desde hace tiempo que su mera reiteración teórica en un nuevo texto. El servicio público de la educación no es sino la materialización de algo muy superior legal, social y moralmente: el derecho universal a la educación pública. Y este constituye una obligación exclusiva de los poderes públicos, no un mero servicio terciario definido en base a las leyes y los avatares del mercado.