Propuestas de Gobierno Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda

Estrategia de protección del suelo 2030 de Euskadi. Conclusiones

19 de octubre de 2020

La creciente relevancia que ha cobrado la protección del suelo en los últimos tiempos unida a la firme voluntad de avanzar hacia un modelo de gestión integral de este recurso ponen en evidencia la necesidad de la involucrar y corresponsabilizar a diferentes agentes, tanto de la administración como del mundo privado y social, con el objeto de contribuir a la conservación y recuperación de los suelos de nuestro entorno teniendo en cuenta todas las posibles perspectivas.

Es por ello, que la Estrategia de protección del suelo 2030 de Euskadi se está elaborado de forma colaborativa con todos los agentes vinculados con la gestión de este recuro a través de un proceso que persigue los siguientes objetivos:

  • Conocer la relación y la vinculación de los agentes participantes con la protección del suelo
  • Obtener una idea cualitativa del diagnóstico que cada participante hace de la situación
  • Recoger demandas, sugerencias y aportaciones de cada uno de los agentes
  • Identificar posibles acciones y prioridades a integrar en el Plan de acción 2025
  • Identificar posibles nuevas áreas de trabajo a futuro
  • Comprometer y corresponsabilizar a los participantes en la consecución de los retos a través del reconocimiento de la necesidad de un trabajo compartido

Actualmente existe un primer borrador de estrategia que, desde el punto de vista de la participación, se ha elaborado siguiendo un esquema en fases que ha permitido un acercamiento a través del cual se ha generado un mapa de oportunidades y un banco de acciones con potencial de desarrollo. Alcanzar este objetivo ha sido posible gracias a las acciones que se describen brevemente a continuación.

FASE I. Elaboración de las bases de la estrategia. Las herramientas que se han utilizado para la identificación de los que debían ser los fundamentos de la Estrategia de protección del suelo han sido las siguientes

  • Entrevistas personales de carácter presencial y semiestructurado en las que se utilizó un guión compuesto por preguntas abiertas, que han servido para enfocar las cuestiones clave así como el tratamiento de otras surgidas espontáneamente en cada entrevista.

 

  • Sesiones de trabajo grupal organizadas según la técnica de grupos focales, a través de sesiones guionizadas con 8-10 personas participantes, que han permitido identificar los elementos nucleares del diagnóstico y conocer la percepción de los agentes sobre lo que la intervención pública debería abordar en el ámbito de la protección del suelo.

En total, tomaron parte en este proceso de participación aproximadamente cincuenta personas procedentes de los ámbitos de la administración, académico y conocimiento.

Entre las conslusiones principales de este proceso merece la pena destacar la necesidad patente de cambio en la forma de avanzar ya que los objetivos de la protección del suelo solo se podrán alcanzar a través del trabajo compartido y colaborativo. El suelo está presente en muy diferentes actividades de gobierno, otras de administraciones públicas, entidades y grupos de interés. Por ello, los trabajos iniciales de la estrategia se deberían focalizar en ordenar, estructurar y coordinar para dar sentido a esta interrelación. El camino a recorrer es largo y la visión ambiciosa, pero las estructuras y el modelo de trabajo conjunto por las que apuestan las instituciones y la sociedad vasca permite continuar con decisión hacia ese nuevo escenario.

FASE II. Elaboración del primer borrador de la estrategia. Para llegar al momento actual y partiendo de las conclusiones y materiales elaborados en la primera fase, el trabajo se ha desarrollado alrededor del núcleo constituido por la comisión técnica. Esta comisión, conformada inicialmente por representantes técnicos de diferentes Departamentos del Gobierno Vasco, ha sido clave clave en la elaboración del primer borrador de estrategia y más en concreto, en la identificación de las líneas de actuación y las acciones a incluir en el Plan de acción 2025. En concreto, las tareas que ha asumido la comisión técnica, en esta fase de trabajo, han sido las siguientes:

  • Revisión del diagnóstico preliminar de la situación de partida de Euskadi con relación a las diferentes amenazas para así establecer el contexto y definir las primeras prioridades.
  • Identificación y análisis de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (DAFO) que condicionan la gestión sostenible del suelo en Euskadi.
  • Identificación y priorización de los objetivos, líneas de actuación y acciones de llevar a cabo como parte del plan de acción 2005.

 

Adicionalmente se ha utilizado esta plataforma IREKIA para invitar a la sociedad en general a participar en el proceso de elaboración de la estrategia. Las propuestas recibidas han sido revisadas y se ha comprobado que todas ellas refuerzan cuestiones relevantes que ya habían sido identificadas como tales en la elaboración del primer borrador. La identificación de la erosión o el sellado como amenazas prioritarias, la necesidad de proteger los suelos agrícolas y naturales, la reutilización de suelos antropizados para evitar la alteración de los suelos vírgenes o la coordinación entre administraciones e integración de políticas son algunas de las aportaciones recogidas a través de IREKIA.

 

Como complemento a todas estas acciones se celebró un encuentro (en el que participaron aproximadamente 200 personas), en dos jornadas de presentación y mesa redonda respectivamente, que bajo el título “El uso del suelo ante la emergencia climática y la transición ecológica”, sirvió para iniciar el proceso de comunicación del proceso de elaboración y participación a través de una convocatoria abierta a todos los interesados.

 

FASE III. El consenso hacia la Estrategia de protección del suelo

Se inicia en este momento una tercera etapa en la que, entre otras acciones, se completará con la comisión técnica mediante la incorporación de representantes de otras administraciones, como por ejemplo Ayuntamientos y Diputaciones Forales, a la vez que se incorporará la variable política para la toma de desiciones en relación al alcance de la estrategia y las acciones a desarrollar en los próximos cinco años.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados