Propuestas de Gobierno Gobernanza Pública y Autogobierno
Introducción

La necesidad de mejorar y adecuar, permanentemente, la Administración Pública Vasca a las circunstancias cambiantes de la sociedad, requiere de una visión de largo plazo. Únicamente mediante un esfuerzo sostenido en el tiempo es posible conseguir y consolidar unos resultados significativos en este ámbito. Ese es el punto de partida sobre el que pivota el Plan Estratégico de Gobernanza e Innovación Pública 2020 (PEGIP 2020), que el Gobierno Vasco ha comenzado a elaborar.

El PEGIP 2020 es el instrumento que nos va a permitir modernizar la administración según los nuevos y exigentes criterios de la “Buena Gobernanza”. Responde, expresamente, al compromiso número 62 del Programa de Gobierno de la XI Legislatura, que pretende consolidar a Euskadi como región europea innovadora, también en materia de gobernanza pública. Este plan va a ser la columna vertebral del trabajo del Gobierno Vasco para construir una administración que, además de innovadora, esté abierta a la participación de la ciudadanía, y que oferte servicios de calidad, eficientes, eficaces y seguros. 

Los objetivos del plan que ahora presentamos son:

  • Desarrollar los pilares de una nueva cultura administrativa, basada en la transparencia, la eficacia, la participación y la evaluación de resultados.
  • La planificación y la participación ciudadana como ejes garantes del derecho a un buen gobierno y a una buena administración, proclamado en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.
  • La transparencia y la participación ciudadana como aspectos prioritarios y transversales, propugnando un modelo de administración pública capaz de generar redes y de escuchar, atender y compartir las demandas de la ciudadanía. Diálogo con la con la ciudadanía para abordar los problemas, escuchar y compartir las soluciones.

La sociedad es cada vez más exigente con quienes gestionamos lo público. Este plan, trabaja, también,  en la línea de  recuperar la confianza de la ciudadanía. Queremos hacerlo en colaboración y sintonía con nuestro entorno porque creemos que las personas deben ser las protagonistas de este cambio de paradigma. Es necesario aplicar un nuevo modelo de gobernanza pública, horizontal y colaborativo, orientado a resultados, transparente e innovador. Nuestra meta es consolidar un método de trabajo que genere valor a lo público y se rija por los principios de:

  • La integridad mejora la infraestructura ética de las organizaciones públicas.
  • La participación ciudadana enriquece la democracia representativa.
  • La transparencia supone poner a disposición la información pública precisa y accesible.
  • La legalidad supone la adecuación a las normas.
  • La ética en la conducta del cargo público y en el trabajo de los empleados y empleadas públicas, orientada al servicio público.
  • El consenso, que requiere la mediación entre los diferentes intereses de la sociedad para alcanzar un desarrollo humano sostenible.
  • La equidad, que asegura que todos sus miembros sientan que forman parte de la comunidad y gocen de las oportunidades para mejorar o mantener su situación de bienestar.
  • La eficacia y la eficiencia en la gestión, que supone que los procedimientos utilizados conducen a los resultados necesarios, optimizando los recursos de los que se dispone.

#Gobernanza2020
Noticias relacionadas