Videos Presidency
(*) This subtitling service is generated in an automated way with a software version under test. Sorry for any errors.

El Lehendakari aboga por “ser muy responsables” y medir “muy bien” las consecuencias de las decisiones sobre fiscalidad

2022 September 28
Transcription
(Musika) Bizi dugun egoeran, interesgarria da lan topaketa hau partekatzea. Ziur naiz ideia iturria izango denaz, beharrezkoa den eztabaida sozioekonomikoa aberasteko eta beste bide bat ere ekarriko digunaz herrialde gisa aurrera egiten jarraitzeko. Lehenik eta behin, garrantzitsua da Euskadi berrasmatzen ekitaldiaren izenburuan oinarritzea, denok gauza bera uler dezagun. Berrasmatzeak etengabeko hobekuntzaren bidea egiten jarraitzea esan nahi du, gehien behar duten pertsonen eta enpresen premiei erantzunez. Berrasmatzeak, gure ibilbidea aitortzea esan nahi du eta gaur egun gauden tokiraino ekarri gaituzten zutabeak indartzea. Hori dena da Euskadik egoera honen aurrean ere behar duena. Agradezco la organización de este evento Reinventing Euskadi-Basque Country, Reinventando Euskadi. Lo interpreto como una invitación a la reflexión compartida y a la adaptación permanente de nuestro país a un escenario más complejo y competitivo y global. Euskadi no es ni un oasis ni una isla. Lo vengo diciendo. Las tendencias globales de largo plazo y la coyuntura internacional son factores que inciden en la competitividad de nuestras empresas y en la forma de abordar los problemas sociales. La invasión unilateral de Ucrania por parte de Rusia está trastocando nuestro proceso de recuperación tras la pandemia. Nos ha sumido en una situación de incertidumbre y fragilidad, caracterizada por el creciente riesgo de inseguridad, el crecimiento de los precios de la energía y las implicaciones en la sostenibilidad del planeta. Estamos conociendo el agravamiento de las dificultades de aprovisionamiento de materias primas y productos estratégicos, así como una inflación que ha alcanzado cifras que no conocíamos desde hace décadas. Una inflación que está afectando al poder adquisitivo de las familias y a la capacidad de competir de muchas empresas. Ante esta realidad, seguimos analizando la situación con cercanía. Hoy mismo, daremos a conocer el nuevo escenario económico que muestra nuestra resiliencia este año 2022, y anticipa los efectos que las turbulencias en el contexto económico global tendrán para Euskadi en el año próximo, en el año 2023. En todo caso, la economía y el empleo en Euskadi se mantiene en crecimiento. En ese escenario, Euskadi cuenta con activos que nos están permitiendo ofrecer respuestas a las necesidades que se nos plantean: Estabilidad institucional y política. Cultura de la colaboración arraigada en la filosofía auzolana. Solvencia económica y presupuestaria. Una estrategia compartida por la Administración pública y la iniciativa privada. Compartimos una visión de país, una confianza en nuestras instituciones como garantía mas cercana para responder a las necesidades, superar los retos y seguir trabajando para garantizar que nadie quede atrás. Entiendo el concepto de reinvención como una adaptación constante, una mejora continua de nuestro modelo de desarrollo humano sostenible. Un modelo que armoniza la apuesta por el desarrollo humano y el crecimiento inteligente y sostenible. Así, el apoyo a las personas que más lo necesitan va unido a nuestra apuesta por un tejido empresarial y productivo e industrial dinámico, innovador y que ofrece oportunidades de empleo de calidad. Este modelo nos está permitiendo responder a las dificultades de la situación económica que vivimos. Una situación que conocemos bien desde que en 2008 se desencadenó la crisis financiera internacional. En el momento en que nos estábamos recuperando, llegó la pandemia, y ahora vuelve a recrudecerse la situación con las consecuencias de la invasión unilateral de Rusia a Ucrania. En esta escalada se producen ahora las fugas en los gaseoductos Nord Stream I y II, los referéndums ilegales y proceso de anexión exprés del Donbás, la huida masiva de personas rusas... Esta concatenación de crisis globales está teniendo un efecto directo en la inflación. En primer lugar, la inflación afecta directamente al conjunto del sistema socioeconómico. Afecta en particular al reparto de rentas entre los distintos agentes, sean familias, empresas y Administración pública. A las familias les cuesta más la energía y la cesta de la compra. Además, como consecuencia de la subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo, tendremos que pagar más por sus hipotecas. En definitiva, la inflación hace más pobres a todas las familias. Somos conscientes, además de que la inflación tiene un mayor impacto relativo en las familias de menos ingresos, que tienen más dificultades para llegar a fin de mes. En el caso de las empresas, el impacto de la inflación es también muy diverso. Es cierto que hay empresas que resultan beneficiadas de esta situación, como es el caso de buena parte de las empresas energéticas, que consiguen márgenes de beneficios más elevados debido a las subidas de precio. Ahora bien, hay otras empresas que se enfrentan a pérdidas o reducciones importantes de sus beneficios por el incremento de unos costes que no pueden repercutir en su totalidad en los precios de sus productos o servicios. Este es el caso de muchas de las grandes, medianas y pequeñas empresas industriales que conforman nuestro tejido productivo, y en particular de las más intensivas en energía, que son un porcentaje muy relevante del total. Sectores como fundición, siderurgia, cemento, papel o vidrio, entre otros, están teniendo especiales dificultades para mantener su viabilidad. La Administración pública también se está habiendo condicionada por los efectos perversos de la inflación. La inflación, que se suma a las consecuencias de la pandemia, nos enfrenta a mayores gastos. Proveer el mismo nivel de servicios, gastos en nuestros consumos (agua, electricidad, energía, alimentación materiales de la propia Administración) y gastos para proveer, como digo, el mismo nivel de servicios públicos (en hospitales, en centros de salud, en centros educativos, en transporte, en edificios administrativos de atención pública), gastos por las crecientes necesidades para atender a quienes se quedan en situaciones precarias por la subida de precios, y una importante tensión para subir los salarios del funcionariado, que, como saben, supone un porcentaje sustancial del total del gasto público. Por lo que respecta al ingreso, el sector público tampoco puede esperar los crecimientos previstos, ya que la inflación mina la renta de los agentes socioeconómicos. En resumidas cuentas, también el sector público cuenta con menos ingresos para atender unos gastos crecientes. Por ello, considero que hemos de ser muy responsables en las decisiones sobre fiscalidad que adoptemos. Debemos, primero, evaluar con rigor los resultados de una reforma aprobada hace cuatro años y que está funcionando correctamente. Debemos además medir muy bien las consecuencias de las decisiones, garantizando el valor de la estabilidad, el consenso, la certidumbre y la progresividad con que contamos. La fiscalidad -política para la distribución de la riqueza, según nuestra realidad y en su contexto temporal- la fiscalidad debe servir y debe seguir al servicio de los dos objetivos que perseguimos. Garantizar la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales a la ciudadanía, y favorecer la actividad económica y la generación de oportunidades de empleo. Lehenik, beraz, inflazioaren ondorioei erreparatu diegu. Bigarrenik, egungo inflazioa gure eskualde eremutik kanpo dagoen fenomeno bat dela kontutan izan behar dugu. Eta konponbidea bilatzeko, Europar Batasunak eta haren erakunde nagusiak, hala nola Batzordeak edo Europako Banku Zentralak, koordinatuta jardun beharko dira. Horrek ez du esan nahi, ordea, Euskadik zereginik ez duenik. Aitzitik, hamarkada askotako tradizioa duen gure herri eredu solidarioak eskura ditugun baliabide publikoak baliatzearen alde egiten du. Baliabideak ditugu eta baliabide horiek kudeaketa ekonomiko eta finantzario arduratsuaren emaitza dira. Horrekin batera, autogobernu gaitasuna dugu gure alde, eta horren bidez, ondorioak arintzeko eta arazo gehien jasatzen ari diren eragileei laguntza eskaintzeko ahalmena erakutsi dugu. En segundo lugar, la respuesta a la inflación pasa por actuaciones coordinadas de la Unión Europea y de sus instituciones. Esto no significa, sin embargo, que Euskadi no tenga su propia responsabilidad y capacidad de respuesta. Aunque la inflación es un fenómeno global, contamos con herramientas para atenuar sus efectos. En este objetivo estamos centrando todos nuestros esfuerzos. Por una parte, tratamos de seguir garantizando la estabilidad y una respuesta coordinada a la situación. Así, la pasada semana hemos propuesto cinco Acuerdos de País para abordar desde un diagnóstico y una estrategia compartida las cuestiones clave de la agenda institucional en estos momentos. Atención primaria, educación, reto demográfico, estrategia de emancipación, energía y Presupuestos 2023 . Nuestro Gobierno cuenta con mayoría absoluta parlamentaria, pero estamos comprometidos con una forma de entender la política que prioriza la respuesta compartida a los retos que estamos afrontando. Es una muestra de auténtica voluntad de acuerdo y de compromiso social en el momento de incertidumbre y de fragilidad que estamos viviendo. Por otra parte, hemos planteado al conjunto de las instituciones el programa Hitzartuz. Este programa plantea ocho nuevas medidas para poder movilizar 400 millones de euros. Medidas que vendrían a compensar la pérdida de poder adquisitivo de las familias, así como reforzar el apoyo a los colectivos con mayores dificultades para pagar la factura energética y cubrir sus necesidades básicas. Además, este programa permitirá apoyar a las empresas viables, a las empresas viables, a superar la coyuntura desfavorable que están sufriendo en estos momentos. Este programa Hitzartuz, junto con las seis medidas aprobadas a finales de julio, se suma al proyecto Berpiztu, (Renacer), Berpiztu, de recuperación económica, las inversiones en las zonas de actuación prioritaria, el apoyo al primer sector o al comercio, los planes de inversiones estratégicas, las líneas de apoyo a la liquidez de las empresas o Euskadi NEXT para el acceso a los fondos europeos. Esto es, un conjunto de medidas compartidas entre las instituciones públicas y la iniciativa privada, que ponen de manifiesto nuestro compromiso de mantener el rumbo ante las dificultades coyunturales que estamos padeciendo y los grandes retos globales que afrontamos: la transición medioambiental y energética para hacer frente al cambio climático; la transformación tecnológica y la digitalización de nuestra economía y; el reto demográfico, sanitario y social. Etorkizunari buruzko ikuspegi partekatua du. Guztion artean, Euskadi oparoa, berdea eta berritzailea garatzea. Euskadi konprometitua, solidarioa, irekia eta munduari lotua. Gure herria prest dago norabide horretan aurrera egiteko, eta, jakina, oso adi gaude aldaketa ekonomiko eta sozialei horiek nola eragiten diguten ikusteko, baina batez ere prest gaude erabakitasunez jokatzen jarraitzeko, beti egin dugun moduan. Damos la bienvenida a este encuentro que va a contribuir a compartir las mejores experiencias y propuestas en los ámbitos clave de nuestro futuro: La nueva industria de la salud, los desarrollos tecnológicos al servicio del cambio de modelo energético, los desafíos de la industria o la diversificación financiera como clave para el desarrollo empresarial. Nuestro compromiso es seguir compartiendo una visión de futuro y una estrategia a medio y largo plazo que garantice la solidaridad y el bienestar de la sociedad vasca y también en el mundo. Nuestro País está preparado para avanzar en esta dirección y hacerlo con responsabilidad y decisión, como siempre lo hemos hecho. Eskerrik asko! (Musika)
There are still no comments
  • Something to say?… comment on this video
Politicians attending the event