This content is not available in English. You can read it in Spanish or Basque instead.
En

El Gobierno aprueba el “Proyecto de Ley de Empleo Público Vasco”, un texto pionero que regula la actividad profesional de las 110.000 personas que trabajan en los tres niveles institucionales de Euskadi (Consejo de Gobierno 29-01-2019)

2019 January 29
2 comments
  • Faceless avatar thumb 70
    Something to say?… comment on this news
  • 2019 January 31

    NADA DE ACUERDO EN ACORTAR LA BAJA DE MATERNIDAD DE 18 A 16 SEMANAS PARA LA MADRE.
    LOS PRIMEROS 9 MESES CON QUIEN TIENE QUE ESTAR EL BEBE ES CON SU MADRE
    Todo el mundo sabe que un embarazo dura aproximadamente nueve meses, en los cuales el bebé se desarrolla dentro del útero materno, pero aún hoy en día algunas personas no conocen los “segundos nueve meses” que son cruciales para completar el proceso.

    La exterogestación es ese periodo delicado en el que el bebé necesita completar su desarrollo fuera del útero. Del mismo modo que las crías de canguro permanecen en la bolsa de su madre hasta completar el periodo de gestación exterior, los bebés necesitan ser mantenidos cerca del cuerpo de sus madres después del nacimiento. La gestación exterior es completamente necesaria para los bebés, al ser una etapa con un profundo impacto en el desarrollo físico, emocional y psicológico del niño.

    El bebé humano es capaz de desplazarse cuando comienza la locomoción cuadrúpeda (el gateo), y se alcanza como media a los 9 meses de nacer. El tiempo transcurrido hasta entonces es como un «segundo embarazo».
    Curiosamente, ambos periodos tienen de media exactamente la misma duración:
    - Gestación interior: 266 días, desde la concepción hasta el nacimiento.
    - Gestación exterior: 266 días, desde el nacimiento hasta el gateo.

    Nils Bergman, famoso neonatólogo de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) lo explica perfectamente:
    • Cuando el bebé nace, reclama su nuevo hábitat, que no es otro que el regazo de su madre, quien le provee protección, nutrición y estímulo.
    • Madre y bebé están fuertemente predispuestos a estar unidos

    Para el bebé es difícil regular la temperatura de su cuerpo. Necesita a su madre para que le proporcione calor y alimento: la relación simbiótica entre madre y bebé se hace aún más intensa después del nacimiento.
    La presencia física de la madre ayuda al bebé a regular su respiración, sus ritmos de sueño, la función cardiovascular, la función inmune y los niveles hormonales. El contacto y el cariño son necesidades tan básicas como el comer o el dormir.

  • Ana
    2019 January 29

    El Gobierno Vasco miente cuando dice reconocer y respetar la diversidad de modelos familiares; una vez más ignoran a las familias monoparentales y discriminan a nuestros hijos/as. Casualmente la gran mayoría las familias monoparentales está encabezadas por mujeres. ¿Es así como el Gobierno Vasco quiere promover la igualdad de género, discriminando al modelo familiar monomarental?

Media downloads