Government proposals Presidency
50 %In favor
4 votes (2/2)

 

Bizi Berri II se configura como un plan de contingencia que contempla cinco escenarios: Nivel 1 Sin Transmisión Local;  Nivel 2 Transmisión Baja; Nivel 3 Transmisión Tensionada; Nivel 4 Transmisión Alta; y Nivel 5 Transmisión muy Alta. La descripción de la situación en uno u otro estadio se orientará en función de tres indicadores básicos:

  • Tasa de Incidencia Acumulada en 14 días. Revela el número de casos nuevos que van apareciendo en una población.
  • Índice de Reproductividad (Rt). Informa de la transmisibilidad de la enfermedad. Será complementado con la Razón de Tasas de Incidencia como medida de la tendencia (compara un periodo de tiempo con el inmediatamente anterior).
  • % de ocupación en camas UCI. Describe la gravedad de la situación y su impacto asistencial. Se analizará en relación con el Plan de Contingencia de UCIs, y se complementará con el número de ingresos hospitalarios por 100.000 habitantes.

La principal aportación del Plan Bizi Berrri II es la creación de un Panel de Referencia para analizar en cada momento la regulación de medidas de respuesta comunitaria a la evolución de la pandemia. Este panel se constituye en herramienta de trabajo del Consejo Asesor del LABI.

El LABI se estructura en dos ámbitos: el Consejo Asesor, conformado por las principales representaciones institucionales de Euskadi; y la Comisión Técnica, que presta asistencia al Consejo Asesor.

La Comisión Técnica se reúne una o dos veces a la semana para evaluar la situación y trasladar al Lehendakari y al Consejo Asesor del LABI propuestas o dictámenes sobre las medidas o decisiones a adoptar.

Esta es la organización y el esquema de trabajo que está siguiendo el Plan Bizi Berri II, abrimos este espacio para recoger tus aportaciones y valoraciones. Gracias.

 

Respuestas a preguntas frecuentes. Restricciones de Movilidad

Respuestas a preguntas frecuentes. Hostelería

 

 

Argument in favour
Maximum 255 characters
Arguments against
Maximum 255 characters
2 comments
  • Something to say?… comment on this government proposal
  • 2020 December 18

    Para completar mi anterior comentario, quisiera añadir el reciente comunicado emitido el 14 de diciembre de 2020 por la Organización Mundial de la Salud, en la cual reconoce que la prueba de PCR utilizada para diagnosticar COVID-19 es un proceso impredecible con demasiada frecuencia.https://www.who.int/news/item/14-12-2020-who-information-notice-for-ivd-users Si todo el plan para hacer frente al Covid-19 se basa en sistemas de detección del virus imprecisos, los datos resultantes no son fiables para adoptar decisiones eficaces.

  • 2020 December 14

    En general, el plan no me parece mal excepto por los datos que se tomarán de base.Es decir, las incidencias acumuladas, ingresos en UCI y hospitalizaciones en planta, a fecha actual, para catalogarlos como Covid-19 necesitan un test con resultado positivo en la detección del virus SarsCov2. Pero estos test son diversos y con fiabilidades distintas. El más utilizado, el test PCR, una vez superado cierta cifra de ciclos de amplificación, arroja positivos con muy poca carga viral y por ende capacidad infectiva (los asintomáticos). Estas personas, así catalogadas como Covid-19, son tratadas como enfermas cuando muchas veces no lo son, y aumentan la estadística de casos, que es a la postre la que las autoridadea usarán para imponer medidas restrictivas. Pues bien, marcando un máximo de 35 ciclos en los test PCR podemos ajustar a la realidad los casos infectivos que pueden resultar propagadores (en Euskadi se usa la horquilla de 35-40 ciclos de amplificación). Por otro lado, con los test de antígenos, de usarlos masivamente, se puede intentar distinguir el SarsCov2 de la gripe común, y no catalogar todo lo dudoso o sospechoso como Covid-19. Una vez establecida esta base de medición, se obtendrían datos más fiables de la incidencia real de la enfermedad, a la hora de adoptar las medidas pertinentes.En relación con los ingresos en UCI, aparte del porcentaje sobre el total de camas disponibles, se debería observar cuánta ocupación no covid tienen el resto de camas UCI, para ver si hay margen de actuación.En torno a la atención sanitaria, se debería priorizar y recuperar la presencial, dado que la atención primaria es indispensable para no saturar las urgencias. En la sanidad privada se atiende presencialmente, incluso con los mismos médicos de la red pública, no veo la razón para seguir negando la atención presencial.Sobre las medidas a adoptar, estimo que han de ser sanitarias y no restrictivas de derechos, cosa que la propia OMS ha dicho al señalar no estar a favor de confinamientos. Además, la OMS tiene a disposición del público en su web diversos documentos técnicos sobre las medidas a adoptar con el Covid-19. En particular, el uso actual indiscriminado de mascarillas no está recomendado por la OMS, al carecer de evidencia científica robusta que lo respalde. Estimo que con hacer cumplir las directrices de la OMS en este sentido, sería más que suficiente.Para finalizar, quiero recalcar que nos encontramos ante una enfermedad, que caer enfermo es una desgracia y que no tiene que ver con el comportamiento de la gente. La enfermedad se propagará hasta que llegue un punto en que no pueda más, por llegar a la inmunidad de grupo. Esto lo han aceptado científicos en Suecia desde el principio. Aquí no se quiere ver que es así. El resultado es que los números en Suecia y Euskadi han sido similares en la primera ola, pero allí no se les ha privado de sus derechos.