Es

Declarada Bien Cultural, con la categoría de Monumento, la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz en Eskoriatza (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 06-03-2012)

6 de marzo de 2012

Decreto por el que se califica como Bien Cultural, con la categoría de Monumento, la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz (antes denominado "Aitzorrotz"), en Eskoriatza (Gipuzkoa)

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su sesión de hoy el Decreto por el que se califica como Bien Cultural, con la categoría de Monumento, la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz, en Eskoriatza (Gipuzkoa). El área considerada necesaria para proteger la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz incluye los restos de ocupación de este yacimiento de relevante interés histórico-arqueológico, de los que se tiene constancia gracias a los trabajos arqueológicos llevados a cabo en el área.

Mediante Resolución del viceconsejero de Cultura, Juventud y Deportes, de 22 de septiembre de 2011, se incoó y se acordó someter a los trámites de información pública y audiencia a los interesados el expediente para la declaración de la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz (también denominada en la bibliografía científica como Aitzorrotz), sita en Eskoriatza (Gipuzkoa), como Bien Cultural Calificado, con la categoría de Monumento. Abierto el trámite de información pública y audiencia a los interesados, no se han presentado alegaciones. Tras los plazos legales establecidos, se ha aprobado el Decreto que declara la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz, sita en Eskoriatza (Gipuzkoa), Bien Cultural Calificado, con la categoría de Monumento.

El nivel de protección que se otorga a la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz es el de conservación. Se le asigna este nivel de protección por tratarse de un testimonio significativo dentro del panorama arqueológico de la Comunidad, que precisa de la concesión de un grado de protección que impida la realización de actividades que deterioren la zona.

El nivel de protección de conservación garantizará el que no se lleve a cabo ningún tipo de actividad que deteriore el monumento a conservar, salvo las encaminadas a consolidar y restaurar estructuras o cualquier rastro de éstas que sean de utilidad para entender la actividad pasada del hombre en el ámbito protegido.

Se promoverá la integración del castillo en el entorno natural en que se sitúa, siempre que dicha integración no suponga una alteración sustancial del mismo. Se propiciarán los usos relacionados con actividades culturales, turísticas y de esparcimiento.

Cualquier actividad a desarrollar en el ámbito de la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz, deberá ser autorizada previamente por el Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Gipuzkoa, quien garantizará en todos los casos el cumplimiento de las determinaciones establecidas en el presente régimen de protección, sin menoscabo de las competencias que en materia medioambiental tiene el Órgano Gestor del Parque Natural del área Aizkorri-Aratz en el que se encuentra.

Las autorizaciones otorgadas por la Diputación Foral de Gipuzkoa sobre intervenciones en la Zona Arqueológica del Castillo de Atxorrotz, deberán ser notificadas, juntamente con los demás interesados, al Departamento de Cultura del Gobierno Vasco.

 

Descripción
En el barrio de Bolívar-Ugazua, extremo SW del término municipal de Eskoriatza, en una peña destacada, a 738 metros de altitud, se observa la ermita de la Santa Cruz de Atxorrotz. En este lugar, dominando el paso de Arlabán, se instala uno de los más importantes castillos de la Alta Edad Media, castillo del que se mantienen todavía importantes testimonios en el lugar.

La revisión detenida del emplazamiento permite dibujar los restos del castillo, cuyo recinto principal es de planta trapezoidal, con una superficie de unos 500 metros cuadrados, además de un segundo recinto adosado a éste por el sur, en un nivel inferior y de 250 metros cuadrados.

Las estructuras de fortificación conservadas se disponen de modo que cierran el peñasco, fundamentalmente por el lado sur y oeste del mismo, no siendo necesario construir cierres por el norte o el este donde la fuerte caída natural del terreno lo hacen imposible de acceder. Los muros han sido construidos en mampostería, a base de pequeñas piedras de caliza, casi sin desbastar, trabadas con abundantísima argamasa. El grosor de los muros es de 1,5 a 2 metros y la altura conservada no supera el metro y medio.

El modo de construir este cierre es habitual en este tipo de edificaciones (castillos roqueros). Se ayudan de la roca natural del emplazamiento para integrarla como parte de la fortificación. Se construyen tramos de muros, alternados con paredes de la propia roca que hacen de muralla de cierre exterior, o se rebaja esta, tallándola para adecuarla a cualquier uso (aljibe, estancias para habitación...).

La puerta de entrada se dispone al sur, por un paso estrecho y de fuerte desnivel, hoy escalonado y con un cierre metálico que impide el paso al ganado. El acceso da entrada al segundo recinto, existiendo un doble cierre o paso para llegar a donde se localizaría la torre del homenaje, lugar que se sospecha sería el mismo ocupado en el siglo XVI por la actual ermita.

En el punto más elevado del monte se instala desde el siglo XVI el edificio de la ermita conocida bajo la advocación de la Santa Cruz, edificio, tras su rehabilitación en 1953, de planta rectangular y cubierta a cuatro aguas. El interés de la edificación no parece relevante.

Justo en el costado sur de esta ermita, posiblemente para mejor aprovechar el agua del tejado, se observa un aljibe, obra excavada en la roca, de planta rectangular (4 por 3,30 metros de planta y 1,50 metros de altura) y capacidad de entorno a los 20.000 litros. Presenta todavía restos de la capa de argamasa que impermeabilizaría sus paredes.

Frente a esta peña, por el lado sur, a unos 70 metros en línea recta, se encuentra otro peñasco elevado que debió constituir parte del sistema defensivo, dispuesta a modo de atalaya avanzada, ya que se conservan restos materiales de época medieval que así lo demuestran. Ocurre lo mismo con las peñas localizadas en la zona NW de la ermita, en las que, además de materiales arqueológicos, las propias peñas presentan huellas de haber sido trabajadas para formar parte de alguna estructura o edificación, tipo almacenes etc.

 

2 comentarios
  • @goiena
    7 de marzo de 2012

    Comentario de Twitter:
    RT @lasatxo: @goiena Eskoriatzako Atxorrotzeko Gazteluaren Gune Arkeologikoa kultura-ondasun deklaratu da http://t.co/JSjuCvb3

  • @lasatxo
    7 de marzo de 2012

    Comentario de Twitter:
    @goiena Eskoriatzako Atxorrotzeko Gazteluaren Gune Arkeologikoa kultura-ondasun deklaratu da http://t.co/JSjuCvb3

Los comentarios en este documento están cerrados