Noticias Salud
Es

Euskadi recibe la transferencia de la Sanidad Penitenciaria

4 de julio de 2011

El País Vasco es la primera Comunidad Autónoma que integra completamente la Sanidad Penitencia en su Servicio de Salud

Mediante la integración de la Sanidad Penitenciaria en Osakidetza se pretende ofrecer a los pacientes una calidad asistencial similar a la que se recibe fuera de las cárceles. Para ello, se ha instalado una red informática con ordenadores de Osakidetza, se ha formado a los profesionales sanitarios y se han instalado cámaras y pantallas para las teleconsultas.

Osakidetza atiende anualmente más de 3.000 consultas y recibe alrededor de 150 ingresos hospitalarios procedentes de los centros penitenciarios; además realiza más de 600 procedimientos radiológicos que implican a casi todas las especialidades médicas y quirúrgicas.

La colaboración entre el Gobierno Vasco y el Gobierno de España en materia de Sanidad Penitenciaria se remonta a 1995 mediante un convenio de coordinación que fue denunciado en 2007 por el anterior Gobierno Vasco al considerar que había falta de voluntad para materializar la transferencia.

A pesar de todo, tanto Instituciones Penitenciarias como Osakidetza se han esforzado por atender las necesidades sanitarias de la población reclusa al mismo nivel que las del resto de la población.

Transferencia de la Sanidad Penitenciaria

Desde abril de 2010 el Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Gobierno de España han estado trabajando en la preparación técnica, jurídica y económica de esta transferencia que ha culminado con su entrada en vigor el pasado 1 de julio.

Euskadi es la primera Comunidad Autónoma que integra completamente la Sanidad Penitenciaria en su Servicio de Salud convirtiendo sus centros sanitarios en Centros de Salud de Osakidetza integrados en sus comarcas de atención primaria y con un hospital de referencia con todas sus capacidades diagnósticas y terapéuticas.

En el caso de Nanclares de Oca, pasa a denominarse Centro de Salud de Zaballa debido a la próxima inauguración del nuevo Centro Penitenciario.

En los tres centros Penitenciarios de Euskadi trabajan 43 profesionales sanitarios: 16 médicos, 1 farmaceútica, 19 ATS y 7 auxiliares que pasan a formar parte de la plantilla de Osakidetza.

En el apartado económico la transferencia se sitúa en los 9 millones de euros.

Integración de la Sanidad Penitenciaria en Osakidetza

El objetivo de la integración es ofrecer a los pacientes una calidad asistencial similar a la que se recibe fuera de los Centros Penitenciarios. Para ello se han tomado dos medidas pilotadas en el C.P. de Nanclares de Oca que pronto serán aplicadas en los Centros de Basauri y Matutene:

1 - Facilitar el acceso de médicos y personal de enfermería a las historias clínicas de los pacientes a través de Osabide.

2 - Potenciar las teleconsultas con especialistas entre los Centros y sus hospitales de referencia, lo que evita desplazamientos incómodos para las personas reclusas.

Para hacer posible todo esto, se ha instalado una red informática con ordenadores de Osakidetza, se ha formado a los profesionales sanitarios y se han instalado cámaras y pantallas para las teleconsultas.


 

 

Un comentario
  • @jeslarra
    5 de julio de 2011

    Comentario de Twitter:
    RT @Ezagutza: http://cot.ag/jZ3YJv Euskadi recibe la transferencia de la Sanidad Penitenciaria

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
Otros invitados
  • Mercedes Gallizo, Mikel Cabieces, José Antonio Pérez, José Manuel Arroyo, y Daniel Zulaika