Noticias Salud
Es

Jon Darpón: “No podemos bajar la guardia ante el Sida, porque todavía hoy es un problema de primera magnitud sanitaria y humana”

1 de diciembre de 2017

1 de diciembre, Día Mundial del SIDA

El consejero de Salud ha destacado la gran labor realizada por la sociedad vasca en las últimas décadas y apuesta por seguir trabajando conjuntamente porque queda mucho por hacer en el ámbito de la prevención, contra la estigmatización y a favor de la convivencia normalizada de las personas infectadas por el VIH.

 

“El SIDA todavía hoy es un problema de primera magnitud, sanitaria y humana, por lo que a las instituciones, ONGs, Osakidetza.. nos toca seguir trabajando duro en la prevención, contra la estigmatizacion y a favor de la convivencia normalizada de las personas infectadas por el VIH, un campo fundamental donde todos y todas debemos implicarnos”. Son palabras del consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, que ha participado hoy, Día Mundial del SIDA, en el acto conmemorativo del 30 aniversario de la Comisión Ciudadana Antisida de Bizkaia-Bizkaisida.

Jon Darpón ha destacado precisamente el imprescindible papel que ha desempeñado la sociedad vasca a lo largo de más de tres décadas, a la hora de hacer frente a esta enfermedad y, al mismo tiempo, defender los derechos de las personas portadoras del VIH. A su juicio, “la epidemia de SIDA nos ha hecho una sociedad mejor, en la medida en que la convivencia con las personas infectadas por el VIH, con las asociaciones de activistas y pacientes, ha contribuido a que seamos una sociedad más solidaria, más compasiva, con más valores”. En este sentido, ha mostrado su gratitud a las asociaciones que trabajan en este ámbito, a quienes ha reiterado que seguirán contando con el respaldo firme de las instituciones vascas.

El consejero de Salud ha puesto de relieve los enormes cambios experimentados desde la aparición del VIH/SIDA hasta hoy: hace 30 años, la esperanza de vida de una persona que desarrollaba SIDA era de unos 60 días, mientras que hoy, la infección por VIH se ha convertido en una enfermedad crónica y, lo que es más importante, las personas infectadas tienen una calidad de vida sustancialmente mejor.

Asi, ha recordado que Euskadi, que fue pionera a la hora de implementar programas de prevención e integración de las personas seropositivas, sigue hoy trabajando en torno al Plan Estratégico de Prevención y Control del SIDA y otras Infecciones de Transmisión Sexual 2015-2018. Un plan que aglutina las diferentes acciones preventivas, asistenciales y sociales con el objetivo de prevenir nuevos casos y, también de atender a las personas afectadas, para mejorar su calidad de vida, afrontar comorbilidades asociadas, y hacer frente al estigma y a la discriminación que, aunque parezca increíble, en pleno siglo XXI aún sufren las personas con VIH y SIDA.

En 2016, Osakidetza destinó 36,1 millones de euros a tratamientos antirretrovirales, para tratar a 5.661 pacientes afectados por la infección del VIH. Asimismo, Euskadi cuenta con consultas especializadas para enfermedades infecciosas y para infecciones de transmisión sexual, con unidades asistenciales hospitalarias y ambulatorias de enfermedades infecciosas y con programas de reproducción asistida para parejas discordantes. Del mismo modo, el Servicio Público Vasco de Salud ofrece también tratamiento reparador para pacientes con lipodistrofía facial secundaria al tratamiento antirretroviral. Igualmente, el trasplante hepático se ha abierto a pacientes coinfectados por VIH y VHC, y posteriormente los nuevos tratamientos antirretrovirales para la hepatitis C. Sin olvidar el programa de formación sobre VIH y otras ITS, dirigido a profesionales de la atención primaria, en el que han participado ya más de 600 profesionales. En la actualidad, Osakidetza se dispone a abordar, desde el servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Donostia, un estudio observacional de profilaxis pre-exposición frente al VIH, cuyo objetivo es analizar si dicha profilaxis puede ser un medio para reducir el número de personas infectadas por el VIH.

Jon Darpón ha destacado también el papel de las farmacias vascas, las primeras de Europa en realizar el test rápido del VIH, un servicio que hoy  prestan 50 farmacias en Euskadi y que tambien puede hacerse en las ONGs, además de en los centros de Osakidetza. Además de programas el de intercambio de jeringuillas, puesto en marcha en 1990.

El consejero se ha referido también al gran trabajo que los y las profesionales de Osakidetza llevan a cabo en la prevención y tratamiento del SIDA dentro de los centros penitenciarios de Euskadi.

En el ámbito de la información, Osakidetza cuenta entre otras herramientas con un teléfono de información sobre el VIH y atiende consultas on line en su web; el sistema SIDAMEDIA, que semanalmente difunde vía email las principales noticias sobre VIH/SIDA e ITS; o una consulta virtual on line para hombres que tienen sexo con hombres. En el terreno educativo, destaca el programa de prevención del VIH dirigido de forma preferente a jóvenes de entre 16 y 18 años y que aborda la prevención de todos los posibles riesgos asociados a las relaciones sexuales; el curso pasado, participaron 6.100 estudiantes de 84 centros educativos.

      

                 

 UN PROBLEMA DE SALUD PÙBLICA

La propia OMS recalca que el SIDA sigue siendo uno de los más graves problemas de salud pública del mundo, especialmente en los países de ingresos bajos o medianos.

A nivel mundial, en 2015, solamente el 46% de los 36,7 millones de personas infectadas por el VIH estaban recibiendo tratamiento específico.

En Euskadi, la situación epidemiológica del VIH/SIDA ha experimentado una importante evolución. Así:

Desde 1984 hasta 2016, se han diagnosticado 5.930 casos de SIDA. Los años 94, 95 y 96 supusieron el momento más álgido de la epidemia, con alrededor de 500 nuevos casos anuales de SIDA, pero desde entonces la tendencia descendente se mantiene. En 2016, se diagnosticaron 39 nuevos casos de SIDA.

Sin embargo, no sucede lo mismo con el VIH: en 2016, se notificaron 158 nuevos diagnósticos en Euskadi, tres personas infectadas por semana.

Otro aspecto preocupante es que desde el inicio de la década de los 2000 se está registrando un incremento de infecciones de transmisión sexual, como sífilis y gonococias, que hasta esa fecha se habían reducidas a niveles poco significativos.

 

  

Bilbao, 1 de diciembre de 2017

Un comentario
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • @jeslarra
    2 de diciembre de 2017

    Comentario de Twitter:
    RT @jdarpon: https://t.co/IHZSit50Sn

Cargos asistentes al acto