Es

El trabajo conjunto del Gobierno y del Ayuntamiento de Barakaldo, permite inaugurar la pasarela entre los barrios de Desertu Berria y Murrieta, y eliminar, así, un punto inseguro para las mujeres

13 de octubre de 2017
  • Josu Erkoreka, Portavoz del Gobierno Vasco y Consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, y Amaia del Campo, Alcaldesa de Barakaldo, han acompañado a las y los vecinos de la zona en el corte de cinta inaugural
  • Las obras de la pasarela se retomaron el pasado mes de noviembre, gracias a la subvención del Gobierno, cercana a los 1.800.000 euros
  • El cierre definitivo de los túneles subterráneos de Renfe se iniciará el lunes con la instalación de puertas

El Portavoz del Gobierno Vasco y Consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, y la Alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, han inaugurado, esta mañana, la pasarela peatonal que salva las vías de Renfe uniendo el centro de la ciudad con el barrio de Desertu Berria. Han sido, precisamente, los colectivos vecinales de Murrieta y Desertu Berria quienes han cortado la cinta inaugural de este nuevo paso que une, de manera simbólica, ambos lados y elimina, de manera definitiva, uno de los puntos inseguros de Barakaldo, el del túnel de Renfe.

Las obras de la pasarela se retomaron el pasado mes de noviembre, hace casi un año, gracias a la subvención otorgada por el Gobierno Vasco, cercana a 1.800.000 euros. Se trata de un proyecto prioritario, ya que su puesta en marcha mejora la calidad de vida de las barakaldesas y barakaldeses.

La obra de construcción ha sido compleja, debido a que se ha trabajado sobre el trazado ferroviario. El Ayuntamiento modificó el proyecto inicial con el objetivo de que los dos accesos a la pasarela fueran totalmente accesibles, por lo que se ha construido un ascensor en el Paseo del Ferrocarril –en el lado de Desertu-Berria-, que ha sido costeado con las arcas municipales.

La fase más espectacular de las obras se desarrolló durante el mes de julio, con la colocación de los tramos de la pasarela sobre los pilares; una maniobra para lo que fue necesario el uso de una grúa de 650 toneladas que levantase las dos estructuras, una de 33 metros y otra de 26 metros, que conforman hoy la instalación.

La pasarela cuenta, por tanto, con 60 metros de paso sobre las vías y la calle, que se han protegido con cristales, y a la que se ha dotado de iluminación. Para crear el  acceso desde la calle Murrieta se ha urbanizado la zona, con la instalación de nuevas luminarias, barandilla y bancos. En el lado de Desertu-Berria, se han creado dos accesos, uno mediante ascensor –el construido por el Ayuntamiento- y otro mediante escaleras y rampa.

Los barrios de Murrieta y Desertu Berria, llevan años demandando un paso seguro que una ambos lados de las vías. El esfuerzo, trabajo y comprensión de vecinos, Gobierno Vasco y Ayuntamiento ha hecho posible que esta demanda histórica se haya visto, hoy, materializada. 

CIERRE DEFINITIVO DEL TÚNEL

La pasarela está ya finalizada, y ahora, con el nuevo paso ya en funcionamiento, es necesario cerrar, de manera definitiva, el túnel subterráneo de Renfe. La semana que viene comenzarán los trabajos para instalar una puerta metálica en cada uno de los accesos al túnel, cerrándose, así, al uso vecinal, pero permitiendo el acceso para mantenimiento y limpieza, cuando sea necesario.

Un comentario
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • @NekaneGartzia95
    13 de octubre de 2017

    Comentario de Twitter:
    RT @Irekia: Esta mañana se ha inaugurado en #Barakaldo la pasarela entre los barrios de Desertu Berria y Murrieta ➡ https://t.co/wbAgK3Unt5

Cargos asistentes al acto
Otros invitados
  • Amaia del Campo