Es

Beatriz Artolazabal: “la mejora de Lanbide ofrecerá a las empresas un canal idóneo para sus necesidades de personal"

10 de abril de 2017
  • “Además, evitar la cronificación en el paro y que las personas desempleadas mejoren su formación, son objetivos prioritarios para que regresen cuanto antes al mercado laboral”
  • Comparecencia en Comisión Parlamentaria

 

La Consejera de Empleo y Política Social del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha indicado en el Parlamento Vasco que “la mejora de Lanbide y de su gestión posibilitará que las empresas cuenten con un canal idóneo para sus necesidades de personal, que nadie se cronifique en el paro y que las personas que están en el desempleo mejoren su formación regresando cuanto antes al mercado laboral”.

Artolazabal ha comparecido en Comisión Parlamentaria junto a Marcos Muro, viceconsejero de Empleo y Juventud y Borja Belandia, director general de Lanbide. “Desde el departamento de Empleo y Políticas Sociales trabajamos para mejorar la gestión y la eficacia de las medidas que se desarrollan en el ámbito de Lanbide. En los pocos meses que llevamos de legislatura lo estamos evidenciando” ha explicado la Consejera de Empleo.

“Estamos volcados desde el inicio de la Legislatura en la búsqueda de medidas que hagan más práctico, ágil y eficaz el servicio de Lanbide  que, en muy pocos años, ha vivido una transformación y evolución de gran calado y lo ha hecho en un contexto de crisis” ha explicado Beatriz Artolazabal.

Según Artolazabal “las medidas que estamos desarrollando mejorarán la gestión de Lanbide haciendo un servicio más cómodo y ágil para la ciudadanía y para quienes trabajan en el servicio y, además evitarán la posibilidad de hipotéticos casos de fraude“.

“Desde el Gobierno Vasco entendemos que el sistema de garantía de ingresos es necesario y que cohesiona socialmente a una sociedad avanzada como la nuestra. Un sistema como éste debe de estar en continua revisión para mejorar su eficiencia consiguiendo así un servicio justo, solidario y que responde a las necesidades de nuestra sociedad” ha indicado la sailburu Artolazabal.

La RGI tiene su origen en el Plan Integral de Lucha contra la Pobreza que el Gobierno Vasco puso en marcha a primeros de 1989 y en la Ley de Ingreso Mínimo de Inserción aprobada en 1990 por el Parlamento Vasco, que fue la primera ley autonómica de Rentas Mínimas en el Estado y que consolidó el Ingreso Mínimo Familiar ya implantado en febrero de 1989.

“Los  objetivos de estas primeras medidas se sitúan en tres ámbitos:  el interno: mejorando los sistemas de gestión, control e información; el dirigido a las personas destinatarias de la prestación, agilizando las resoluciones, y, en relación con la ciudadanía en general, trasladando una información veraz, para la comprensión del modelo y sus efectos positivos en la sociedad actual” ha indicado Artolazabal.

“La Renta de Garantía de Ingresos nació de un amplio consenso y es pionera en el Estado. Constituye un referente en la Unión Europea. Estamos orgullosos del sistema y vamos a protegerlo y a defenderlo. Son muchas las personas de nuestra ciudadanía que se han acogido al mismo evitando situaciones no apetecidas por nadie. Estamos actualizando la gestión de la RGI y PCV: simplificando trámites, mejorando la información e insistiendo en el mejor control de la misma gracias a una mayor comunicación entre las administraciones” ha destacado la Consejera Artolazabal.

Según ha recalcado Artolazabal, “el gran objetivo que perseguimos es facilitar que las personas destinatarias de la prestación tengan respuestas más rápidas a la hora de realizar los trámites pertinentes y, al mismo tiempo, abrir a toda la ciudadanía vasca este sistema para su mayor conocimiento”.

Beatriz Artolazabal ha explicado que, a lo largo de su primer cuatrimestre en el Gobierno Vasco, “ya se han establecido una serie de medidas de mejora en la gestión de Lanbide y la RGI y, el trabajo realizado ha identificado las medidas a desarrollar, donde se definirán las acciones y los plazos de implementación, así como la situación antes de la medida y los objetivos perseguidos con la misma, para su evaluación en plazos determinados en cada una de ellas; y, por otra parte, realizándose un planteamiento desde la perspectiva de la comunicación que exponga de manera sencilla, los elementos clave de nuestra actividad”.

Las diversas áreas de actuación que priorizamos en este primer diagnóstico para la mejora de Lanbide y de la gestión de la RGI son la  Reducción de pagos indebidos; Unidades de convivencia y residencia efectiva; Identificación de los usuarios de Lanbide; Rechazo de las ofertas de empleo y/o de formación; Rediseño del proceso de trabajo RGI; Plantilla; Situación de los recursos y coordinación con dirección de lo contencioso; Unidad anti fraude; Comunicación de conceptos, objetivos y destinatarios de la ley y las Comunicaciones periódicas en diversos ámbitos y contenidos.

 

Reducción de pagos indebidos.

En cuanto al objetivo marcado por Artolazabal para la reducción de pagos indebidos Artolazabal ha explicado que “el problema detectado es que se han abonado cantidades a personas que no mantienen el derecho a las mismas debido a la no actualización de sus situaciones personales, cantidades reclamadas y en trámite de recuperación”.

“Nos marcamos como objetivo, por tanto, corregir esa situación y para ello realizaremos una efectiva coordinación entre la Tesorería de la Seguridad Social y Lanbide para posibilitar el cruce masivo y en tiempo real de los perceptores de cada mensualidad y la base de datos de la Tesorería General de la Seguridad Social para los supuestos de altas en actividad laboral que impliquen cambios en la percepción económica. Esto implica un cambio en la información contenida en el convenio actual entre las dos partes. Ya se ha iniciado contacto con las Direcciones Territoriales de la Seguridad Social estatal para su implementación”.

 

Unidades de convivencia y residencia

“La diferente percepción que establece la Ley para una unidad convivencial de dos personas o su consideración por separado, hace que en algunos supuestos no se traslade la relación entre las personas para obtener unos mayores ingresos” ha observado Artolazabal. “Por otra parte, la exigencia de residencia efectiva está planteando problemas de verificación que hacen necesaria una solución. Además, consideramos necesario fijar  criterios claros al respecto que eviten situaciones anómalas”.

Las medidas adoptadas expuestas por la consejera establecen un protocolo de actuación con las policías Locales, para la correcta identificación de estas situaciones y su documentación para posibles tramitaciones judiciales. “La coordinación con EUDEL va a ser fundamental en el desarrollo de las actuaciones entre LANBIDE y los ayuntamientos con menor población. Además, prevenos una constante coordinación con las Haciendas Forales y con el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco para buscar y solucionar problemas relacionados con los contratos de alquiler.

“Al igual que sucede en otras administraciones, estamos modernizando el servicio de Lanbide. Es por ello que para la mejora de su gestión y para facilitar la accesibilidad ciudadana al sistema incorporamos las nuevas tecnologías. Así, tanto las personas que trabajan en Lanbide como quienes utilizan el servicio se beneficiarán  de estas herramientas.   Por ello desarrollamos una medida que sirva para implementar un modelo de identificación válido para todo el Servicio” ha indicado Artolazabal.

“Hemos optado por la tecnología más segura y eficaz que más se está implantando en todos los ámbitos sociales de acceso a espacios deportivos, laborales, administrativos, banca, etc.. Para ello, hemos previsto la implantación de un sistema de huella dactilar digital y estudiamos la adquisición del equipo adecuado, coordinado con IZENPE, aplicable al conjunto de servicios” ha indicado la Consejera. ”Es un servicio adecuado y seguro que cumple el principio de transparencia, modernización y calidad en el trato a la ciudadanía y prevemos que antes de fin de año pueda estar desarrollado este sistema”.

 

Rechazo de ofertas

En ocasiones personas perceptoras de la RGI plantean objeciones a trabajos ofertados desde Lanbide o declinan participar en formación recomendada desde los servicios de orientación, para mejorar su empleabilidad, alegando situaciones diversas de tipo personal o familiar. 

“Nos hemos propuesto como objetivo movilizar a las personas para mejorar sus capacidades para la obtención de un puesto de trabajo. Para ello, era necesario definir lo que es el empleo adecuado para cada persona perceptora; también para la formación. Prevemos contar con la colaboración de empresas y centros de formación para cumplimentar la información que permita dar forma a esa definición. Con todo ello, se creará un  informe que mejore estos aspectos” ha explicado la Sailburu Artolazabal.

 

Proceso de trabajo

“Lanbide ha de ofrecer un servicio eficaz, homogéneo y equitativo a toda la ciudadanía.     Somos conscientes de que el número de personas a atender es muy amplio y que la documentación a revisar en cada uno de los expedientes es muy diversa. Ello hace que el procedimiento sea más largo de lo deseado. Es necesario dar el mismo nivel de atención y verificación en todas las oficinas. Por todo esto,  fijamos el cometido de cada uno de los centros de Lanbide:  las Oficinas Territoriales y los Servicios Centrales en la tramitación del expediente, en todas o en algunas de las fases” ha comentado Artolazabal.

“Por todo ello, nos hemos marcado como objetivo revisar el procedimiento diferenciando las etapas de atención y resolución del expediente y sus elementos de control y verificación. Además, vamos a implementar modelos para garantizar que todos los pasos de tramitación necesarios están dados. Estas cuestiones son de verificación elemental” ha recalcado.

“Adicionalmente vamos a poner atención a las situaciones posteriores del expediente: fundamentalmente lo que tenga que ver con recursos, tanto administrativos como judiciales, de forma que todos los pasos tengan soporte y base documental. De manera complementaria, también para la mejora de la propia organización, realizamos un análisis en profundidad de la carga de trabajo en las Oficinas Locales para definir el papel de las Oficinas Territoriales  y Servicios Centrales en todo el procedimiento” ha indicado la Sailburu Artolazabal.

Para este año 2017 está la definición del modelo de gestión de calidad para su implementación en toda la organización.

 

Plantilla.

Artolazabal ha añadido que “una parte fundamental del avance, mejora y actualización de Lanbide se debe al compromiso de los profesionales que trabajan en el servicio vasco de empleo. Su conocimiento y experiencia garantiza la tarea emprendida”.

El proceso de mejora requiere, según la Consejera, “tener en cuenta la actual RPT con Cobertura de vacantes, Sustituciones, Reparto de cargas de trabajo, Mejora de la Formación, Fidelización de la plantilla y Problemática de agresiones y protocolo de actuación. “Queremos contar y aprovechar con todo el potencial de los profesionales de  Lanbide y su corresponsabilidad en la gestión. Además, vamos a desarrollar un protocolo de actuación ante situaciones violentas o de agresión, definiendo los papeles de cada parte; definiendo los derechos y los deberes de la persona agredida, asesoría a prestar por Lanbide a su personal, la denuncia, etc. Este protocolo estará definido para antes de verano” ha destacado Artolazabal.

 

Recursos

Beatriz Artolazabal ha comentado que “ hay un volumen de recursos para su tramitación que se alarga más de lo que nos gustaría. Por tanto, consideramos importante recordar definir la documentación suficiente y necesaria en cada expediente para lo que vamos a realizar un complemento en el procedimiento general de la RGI, creando uno específico de recursos para, así, dar respuesta más rápida y adecuada a los recursos existentes que generan atasco en el sistema y definir la manera de abordar la solución de los recursos, dentro del procedimiento”.

 

Unidad anti fraude.

“Aunque siempre recalcaremos que el porcentaje es pequeño, debemos ser conscientes de la existencia de comportamientos fraudulentos entre los perceptores de la RGI. Si realmente queremos poner en valor y defender el sistema de protección que hemos construido con el esfuerzo y la solidaridad de toda la sociedad vasca no podemos permitir estos comportamientos” ha explicado la Conejera de Empleo y Políticas Sociales.

“Por ello, estamos obligados a  responder con todo tipo de medidas: desde la mejora en los procesos de inspección, hasta la creación de una unidad que centralice el conocimiento de los sistemas defraudatorios posibles, con las medidas preventivas o de erradicación más adecuadas. El objetivo se dirige a  identificar los comportamientos fraudulentos, presentes o posibles, así como el desarrollo de medidas para contrarrestarlo. Para ello, vamos a crear un grupo anti fraude que agrupe personas de distintos servicios, Renta de Garantía de Ingresos y PCV, Unidad de Control Interno, Informática y Comunicaciones, Asesoría Jurídica y Oficinas de Empleo Local, para generar instrucciones aplicables en toda la organización” ha añadido Artolazabal.

Por último, la Consejera ha observado que “existe un desconocimiento de los contenidos de la Ley que regula la RGI, tanto desde el punto de vista de los posibles destinatarios, efectos esperados, requisitos etc. Por de pronto, y antes del tiempo previsto, se han publicado ya en la web de Lanbide los requisitos de tramitación de la RGI para una eficaz consulta ciudadana y profesional”.

 

 

Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Cargos asistentes al acto